3 tipos de medicamentos que pueden reducir el efecto del anticonceptivo

Cuando el médico le pregunta si se toma alguna medicación, por lo general recuerda la píldora. Por ser algo tan ordinario en nuestro día a día, muchas veces dejamos de ver el anticonceptivo como un remedio.

Sin embargo, es una droga farmacéutica como cualquier otra y, por lo tanto, está sujeto a sufrir interacciones. Además de los olvidos, otro factor que puede cortar el efecto del anticonceptivo es el uso simultáneo de otros medicamentos. Toda sustancia medicamentosa causa cambios en nuestro organismo, y eso incluye cambios en la acción del hígado (que metaboliza los medicamentos) y en las mucosas del estómago y del intestino (que absorben los medicamentos).

Estas alteraciones pueden terminar disminuyendo el efecto de la píldora, dejándote más susceptible a un embarazo. Comprueba tres clases de medicamentos capaces de reducir la eficacia de los anticonceptivos orales y está preparada para utilizar otro método junto con la píldora, como el preservativo:

Antibióticos y antimicóticos

Empleados desde una simple infección de garganta hasta gravísimas en infecciones hospitalarias, los antibióticos y los antimicóticos (que actúan contra bacterias y hongos, respectivamente) pueden disminuir en hasta 50% el efecto de la píldora. Dentro de esa clase, el “campeón” de reducción del efecto del anticonceptivo es la rifampicina, que suele ser prescrita para tuberculosis, lepra y meningitis.

Esto sucede porque estos medicamentos modifican algunas características de las paredes intestinales, principalmente la permeabilidad. Como resultado, las hormonas de la píldora no se absorben de la misma manera, aumentando los riesgos de un embarazo.

Es importante observar que, incluso sin causar cambios en el tránsito gastrointestinal, como la diarrea, los antibióticos pueden reducir el efecto de la píldora, y por eso es necesario utilizar otro método anticonceptivo, como el preservativo.

Además de la rifampicina, otros antibióticos y antimicóticos que pueden causar este problema son la ampicilina, amoxicilina, cefalexina, clindamicina, dapsona, eritromicina, fenoximetilpenicilina, griseofulvina, isoniazida, metronidazol y tetraciclina.

Barbitúricos y anticonvulsivos

Los medicamentos utilizados para controlar o prevenir crisis convulsivas también pueden disminuir la eficacia de la píldora. Entre ellos, los más famosos son el fenobarbital (Gardenal®, utilizado para evitar convulsiones) y la carbamazepina (Tegretol®, prescrito para epilepsia).

Estas clases de medicamentos también incluyen la primidona, el topiramato, la fenitoína y la hidantoína. Si usted utiliza alguno de ellos, es necesario asociar a la píldora un método anticonceptivo no hormonal.

Remedios naturales

Los remedios naturales pueden parecer “más leves” por ser hechos a partir de plantas, pero no por ello dejan de ser medicamentos y de presentar interacciones con otras sustancias.

Pensando en la eficacia del anticonceptivo oral, hay que tener cuidado con la hierba de la que se utiliza como un antidepresivo natural y puede ser adquirido sin receta. Durante el período de uso de este medicamento y durante los próximos siete días, se debe utilizar la píldora junto con el condón para garantizar la protección contra un embarazo no deseado.

Medicamentos que no cortan el efecto de la píldora

Afortunadamente, no todos los medicamentos interactúan con la píldora. La lista con algunos ejemplos comunes de medicamentos que no cortan el efecto anticonceptivo:

  • Antidepresivos: paroxetina, sertralina, escitalopram, citalopram y fluoxetina;
  • Analgésicos: aspirina, dipirona y paracetamol;
  • Antiinflamatorios: cetoprofeno y piroxicam;
  • Benzodiazepinas: diazepam, clonazepam y alprazolam;
  • Diuréticos: furosemida e hidroclorotiazida;
  • Insulina y medicamentos orales contra la diabetes;
  • Medicamentos para controlar el colesterol: simvastatina y atorvastatina.

A pesar de que no hay indicios de que estos medicamentos reduzcan la eficacia de la píldora, el uso de anticonceptivos orales siempre debe ser comunicado al médico o al farmacéutico si va a iniciar un tratamiento.

Es importante recordar que los anticonceptivos hormonales, como la píldora, sólo protegen contra un embarazo no deseado, pero no tienen efecto contra las ETS. Por eso, el uso simultáneo de la píldora y del condón es siempre más seguro.

COMPARTIR EN: