Mi hija estaba estreñida para tratarlo, sin embargo le di esto y se “destapó”

El estreñimiento es un problema bastante común que puede complicar de manera muy grave, consiste en la ausencia de movilidad de los intestinos que impide la expulsión de ellos del cuerpo. Esto puede ser causado por diferentes circunstancias, sin embargo, también pueden ser tratados de manera simple y natural. Los factores que causan esta disminución de la movilidad en los intestinos pueden ser: un efecto secundario de varias drogas tales como antibióticos y tranquilizantes, poco consumo de líquidos, sedentarismo, una dieta deficiente de fibra, reprimir la necesidad de evacuar el cuerpo y el sobrepeso.

Cuando la duración de este problema se hace prolongada, puede presentar diferentes síntomas graves como: hemorroides, dolores fuertes de cabeza, aparición de impurezas en la piel, ansiedad y dolor abdominal. Para evitar que esto sea provocado, lo recomendable es: aumentar el consumo de la fruta en tu dieta, comer yogurt que regula el tránsito intestinal, consumir alimentos ricos en fibra, caminar, evitar la retención de evacuar, practicar algún ejercicio preferiblemente en las mañanas, tomar abundante agua y cualquier líquido, descansar apropiadamente en las noches.

Tomar en ayuna jugo de naranja o jugo de kiwi.

Usar en la comida, preferiblemente en la ensalada, una cucharadita de aceite de oliva para facilitar el tránsito. Tomar en el desayuno un vaso de leche vegetal con linaza. Beber dos cucharadas de salvado en un vaso de jugo de lechosa. Hervir 30 gramos de flores y hojas secas de malva por 20 minutos en una taza de agua, dejar refrescar y beber dos veces al día. Tomar medio vaso de agua con una cucharadita de miel pura a primera hora de la mañana para lubricar el intestino.

Machacar dos aguacates, mezclarlos con alga marina kelp, 3 cucharadas de vinagre de sidra de manzana y 1 cucharadita de jugo de limón. Untar en algunas espigas de trigo o rebanadas de pan integral. Realizar infusiones con plantas laxantes como cáscara sagrada, ruibarbo o sen. Esto causa que las heces sean más blandas y faciliten la expulsión.

COMPARTIR EN: